Enero es el Mes Nacional de la Sopa 

Enero es el Mes Nacional de la Sopa .

No podemos pensar en una mejor manera de usar los ingredientes de WIC durante los meses de clima frío que tener un buen plato de sopa casera.  Puede ser difícil para las familias encontrar tiempo para poner las comidas en la mesa. La sopa es una comida que a menudo no requiere mucho trabajo ni tiempo, pero que contiene muchos ingredientes saludables. Además, no hay muchos alimentos que ofrezcan tanto consuelo o nutrición como un buen plato caliente de sopa casera.  La sopa también es una excelente manera para que los más pequeños experimenten diferentes sabores y texturas de alimentos. Solo asegúrese de que los ingredientes sean apropiados para su edad y lo suficientemente suaves para que los coman. ¿No está seguro de si su hijo está listo? Visite las guías  de Texas WIC en línea para averiguar si su bebé está listo para los alimentos sólidos (como las verduras en la sopa).  Texas WIC también ofrecerá una clase de discusión en vivo el 3 de febrero sobre “Discusión en vivo sobre los alimentos de mesa y el bebé mayor”. Puede inscribirse en línea. Visitanos en  el sitio web MyPlate del USDA para obtener un poco de inspiración para las recetas que utilizan alimentos WIC. Una de nuestras favoritas fue esta. Tiene verduras y lácteos y creemos que a tus hijos les encantará tanto como a ti.  Crema de Brócoli II  Usando alimentos básicos de la despensa y brócoli congelado, esta abundante sopa se puede preparar en 10 minutos. Use leche al 1% o sin grasa para mantenerlo aún más saludable. Ingredientes  1 paquete de brócoli picado congelado (10 onzas)  1 lata de zanahorias o vegetales mixtos, escurridos  1 lata de crema de champiñones (10 onzas)  1 1/4 tazas de leche descremada al 1%  1/3 taza de queso cheddar rallado, bajo en grasa (puede usar 1/4 a 1/2 taza)  Instrucciones: En una cacerola, prepare el brócoli según las instrucciones. Escurra el agua. Agregue zanahorias, crema de champiñones y una lata de sopa llena de leche al brócoli. Revuelva a fuego lento hasta que esté humeante y las verduras estén cocidas. Agregue el queso, revolviendo hasta que se derrita. Servir caliente. Refrigere el sobrante.